27 ene. 2010

Rey Cerilla y Todos los semáforos en rojo

Cayó el telón en Puro Olor a Incienso...

Pero si te interesa seguir leyéndome, echa un vistazo al blog en el que recojo el testigo: Rey Cerilla

Si además te aventuras a leer algo de mi propia cosecha, prueba con mi novela blog cómica y de terror Todos los semáforos en rojo



.


17 jun. 2009

He vuelto... para irme

¡Cómo son las cosas!

Uno intenta que no le afecten las cosas del mundo exterior: el trabajo, el estrés, las conversaciones recogidas por la calle, la lluvia en junio, la tensión política intercontinental, la subida del petroleo y el tabaco (que vienen siendo lo mismo), la bajada del Euribor (¡Bien, coño, bien!)...

Pero es imposible.

Uno está hecho de todas esas cosas, y la mayoría de las veces ni te das cuenta.

Hace ya bastante tiempo que dejé abandonado este blog. En principio fue por causas de fuerza mayor: independencia de la casa de papá y mamá, ausencia de internet, etc, etc.
Pero finalmente, todo esto acabó convirtiéndose en una gran excusa con la que librarme de hacer algo que ya no me apetecía seguir haciendo: Utilizar la escritura para lanzar ladrillazos a diestro y siniestro... Una crisis por aquí... ¡toma ladrillo!, alertas pandémicas por allá... ¡toma ladrillo!

Puro Olor a Incienso, como ya dije en un post anterior, se creó primero en formato de una serie de artículos para una revista cultural. En ellos, yo defendía a capa y espada mis argumentos y cargaba contra todo lo que mi intelecto pensaba que no era correcto... La poesía es un arma cargada de futuro, que decía Gabriel Celaya.
Yo hoy, definitivamente, arrojo esta 9 milímetros y vuelvo a coger la pluma con una única intención: el simple y llano placer de escribir y contar.

Aunque no me gusta la palabra fin, esto es el FIN de Puro Olor a Incienso.

Sólo me queda desearos lo mejor a todos los que alguna vez dejasteis una pequeña huella en forma de comentario, o a los que simplemente os gustaba pasar por aquí a leer y evadiros un rato.

Eso sí, esto no ha hecho más que empezar, sólo que esta vez en un nuevo blog llamado Los Dominios del Rey Cerilla.

Será un placer volver a encontrarnos por allí...

28 abr. 2009

Pandemia

¡Atención!

Les informamos de que un nuevo virus ha llegado a nuestro país.
Se desconoce cúal es su origen exacto, pero creemos que un virus similar ya hizo su aparición en tiempos remotos. Como todos sabemos, uno no puede estar confiado: los virus evolucionan con el tiempo.

Les recomendamos no salir de sus casas.

Según los expertos, las mascarillas no sirven para nada en este caso. Aún no se ha determinado si el contagio se produce por la sangre, la saliva, el aire, el papel impreso, las ondas de radio o por wi-fi.

Su nombre es Pánico y lo único que conocemos de él hasta el momento es que hará aumentar los casos de hipocondría, así como los beneficios en bolsa de multitud de corporaciones farmacéuticas.

Para mayor seguridad, les recomendamos que sigan los boletines de última hora que emitiremos hora tras hora, tras hora...

20 abr. 2009

No tengo excusa...


Una no, desde luego: cientos de ellas.

Lo cierto es que a dia de hoy, por h o por b, no tengo forma humana de actualizar el blog tanto como me gustaría.
¿Las razones?
Debe ser cosa del cambio de trabajo, una inmediata emancipación, estar sin internet, el cambio climático, la crisis económica... Y para más inri, me encuentro volcado de lleno en mi primer proyecto literario serio al que dedico cada minuto que no estoy trabajando o durmiendo.

Realmente me fastidia dejar de escribir para los que siguen este blog fielmente, pero estoy intentando ser Dios y no llego ni a mártir.

En fin, prometo desahogarme y buscar la forma de seguir publicando, hasta que logre estabilizar todo esto, pero de momento...

Un saludo afectuoso a todos aquellos que estais siempre al pie del cañón y que teneis unas bitácoras que bien merecen una misa (o unas cervezas en el bar, que lo de la misa era por decir).

Prometo pasarme por cada casa para avisaros personalmente cuando vuelva al ataque.

Mientras tanto, intentad ser todo lo felices que os dejen.

24 mar. 2009

Brainstorming

Ayer Spiderman salvó a un niño. No lo digo yo, sino la prensa, que de por sí es muy dada al sensacionalismo.

Y es que aún hay gente que actúa pensando en los demás, por extraño que parezca (ya sabéis, en este mundo en el que todos estamos tan conectados como distanciados).


Ayer lo hablaba con mi chica:

¿No lo ves? No hay suficiente comunicación. Si la gente en el mundo tuviera una consciencia fiel de cómo viven y malviven muchos millones de personas, si existiera una comunicación real entre nosotros, si pudiéramos tener presente por un momento que existen niños de diez años que en lugar de manejar con maestría el mando de la Wii, saben usar un AK-47 como nadie y que no dudarían en reventarte el bazo por menos que nada… si pudiéramos tan sólo tener esto presente cada día, tal vez, y sólo tal vez este planeta aún tendría remedio… Lo cierto es que somos TODOS unos EGOÍSTAS.


Claro que ella me hizo ver la otra cara de la moneda:

Nuestros problemas no son menos importantes. ¿O acaso no hay gente que sufre por desamor, por estrés, por ansiedad, por frustración?... Pensar en nosotros no es sinónimo de egoísmo, es una tendencia natural. El amor empieza por uno mismo. Lo que debemos hacer es procurar llevar a cabo aquellas cosas que te hacen sonreír a ti y a los que te rodean.


Yo sí que no pude evitar sonreír. Yo estoy en guerra contra un mundo que está en guerra contra mí y el resto de los hombres. Ella aboga por querernos más en un mundo en el que no quererse implica estar perdidos. Misma moneda. Dos caras. Equilibrio y esas cosas.


Por separado no arreglábamos nada, pero juntos éramos capaces de hallar la solución al enigma, el despeje de la “x”:

Un hombre solo no puede arreglar el mundo, por consciente que sea de lo jodido que está (Por el amor de Dios, si hay brokers que juegan a la bolsa con mi cáncer de pulmón en desarrollo).

Preocuparse de los problemas de uno mismo tampoco soluciona nada más allá de las fronteras de la puerta de tu casa…

¿Qué hacer?

Partiendo de ambas hipótesis, lo más lógico parece ser que cada cual haga habitable su parcela de vida, que cada cual arregle su mundo y el de la gente que hay a su alrededor. Depositar la esperanza en una ola de honestidad que, en crecimiento exponencial, barra con la mentira, el odio, la humillación y la violencia global.

Y sobre todo con la pillería. La puta pillería del presidente corrupto, del empresario corrupto, de tu vecino, el muy corrupto. Con lo jodidamente bonita que es la inocencia…


¡Oh, Spiderman que estás en los (rasca)cielos, si me escuchas… ven a salvarnos!

Retiro

El autor de este blog ha estado ausente debido a un retiro espiritual.
Durante su ausencia ha tragado agua de mar, ha devorado páginas para después provocarse el vómito, ha ascendido el monte de Venus y le ha salido una cana.
Espera que sepan disculparlo.
Gracias.

11 mar. 2009

Humo (oda a una bocanada)


Voy detrás de ella, oliendo y disfrutando el aroma de su cigarro. Mis ojos se obcecan con su trasero. Majestuoso. Ese cigarrillo que humea entre sus dedos no es ninguna causa de muerte de millones de personas, sino el transporte de los besos que ella se reservó.
Y ahora ese humo me pertenece. Es mío. Recorre mi laringe de paso hasta mis pulmones. Me gusta ser su fumador pasivo. Me gusta ser adicto a sus bocanadas.
Deseo fervientemente todo el daño que ésto me pueda procurar.