7 mar. 2008

Al compás de las balas

Es una verdadera lástima que los intransigentes marquen la pauta del ritmo al que se ha de mover la sociedad.


Esa es la cruda realidad que pretenden hacernos ver este grupo de individuos. Si no estás conmigo, estás contra mí. Si no sigues mis normas acabarás mal.


Sólo espero no escuchar ningún argumento de fin de campaña que incluya esta terrible tragedia... ya sé, ya. Utopía.


Tiendo un lazo oscurecido, desde aquí, por la causa.

0 opiniones: