20 may. 2008

¿Más fútbol y menos sexo?

Mis labores de hombre-carpeta aún me permiten ir a la cafetería más próxima a tomar un café, cada mañana.

Es lo que Warhol llamaría "tus 15 minutos de calma". Durante esos quince minutos simplemente podría decir que soy feliz.

Quince minutos en los que únicamente espero que las conjunciones planetarias me otorguen no más que un asiento en la barra, un café con leche (ni helado ni deflagrante) y un diario por el que distraer la mirada...

Son quince minutos en los que me permito entristecerme por el mundo, reir, sorprenderme, tomar notas para futuros escritos, etc, etc...

Hoy abro el diario, página 61 y leo: 7 de cada 10 españoles prefieren el fútbol al sexo...
Noto cómo mi cerebro va asimilando la información y cómo mi sangre se congela.

Ahora ya no hay nadie a mi alrededor... Aquella pareja que está sentada al fondo simultaneando su desayuno con el visionado de Saber vivir en la tele, simplemente desaparecen.

El tipo que hay sentado a mi lado ojeando el Marca también.

La camarera... ¿la camarera? ya no recuerdo ni su rostro.

¿Qué está ocurriendo?
No se si descojonarme de lo patético que resulta el ser humano del siglo XXI o acojonarme por los resultados de semejante encuesta.

¿Quién en su sano juicio diría que prefiere ver un puñetero partido de fútbol a tener un momento de intimidad con su pareja, amig@, amante o rollo? No puede ser, esto no puede estar ocurriendo...

Sigo leyendo:

...Seis de cada diez españoles (un 63 por ciento) planifica su vida alrededor de los partidos de fútbol...
...Uno de cada seis considera que formar parte de la afición de su equipo favorito es como tener una relación de pareja...
...Dos de cada tres españoles afirma no haber podido contener las lágrimas durante un evento deportivo!!!...

Es decir que de un 60 a un 70% de los españoles tiene un pilar fundamental en su vida: el fútbol.

Creo que estoy empezando a sentir nauseas... Mi mente busca una posible explicación para todo esto, una válvula de escape, algo que impida que mi confianza en el género humano se derrumbe de un plumazo...

El próceso químico que tiene lugar en mis neuronas me ofrece al fin un resultado:

Pan y circo

Bien, si bien no recuerdo mal, era la fórmula empleada por los gobiernos de la antigua Roma para tener distraídas a las gentes y evitar que se preocupasen por asuntos secundarios, de menor relevancia, tales como la política.

Ahora lo entiendo. En aquella época les funcionaba y 2000 años después parece ser que aún les sigue funcionando.

Bueno...

¿Pero qué tienen que decir sobre esto 7 de cada diez españolas insatisfechas?

¿He de sentirme un bicho raro por aborrecer el fútbol, los toros o la fórmula 1?

¿Dónde estaba yo el día que implantaron los chips de manipulación mental?

¿Debemos seguir el ejemplo de Pelé y prestarle al sexo la atención que se merece antes de que sea demasiado tarde?

¿Es el fútbol la religión del futuro y la FIFA algo similar al Vaticano?

¿Si algún día el fútbol profesional desapareciera y 7 de cada diez españoles no tuvieran ya una razón para vivir... provocaría esto el mayor suicidio en masa de la Historia?

¿Quién mejor que tú para meter los goles, si lo celebra hasta el equipo contrario cuando la jugada es bonita?...

4 opiniones:

Antonio Rentero dijo...

Déjalos que sigan gravitando alrededor de un sol de cuero... por mi encantado, a algunos nos tocará consolar a sus mujeres...

Eric F. Luna dijo...

Ja,ja, desde luego.
Prefiero trasladar el terreno de juego a la cama.

Águila dijo...

Respecto a la frase “Pan y circo” decir que funciona a la perfección, independientemente del espacio y tiempo, funcionaba en el imperio romano hace 2000 años, funciona en España en la actualidad, y funcionara dentro de 2000 años en la China popular

Un profesor de la carrera nos puso un buen ejemplo sobre esa idea, que la población estará contenta si esta comida y entretenida, dicho ejemplo es el siguiente:

En el imperio romano se controlaba a las masas dándoles comida y un poco de diversión, en este caso unos cuantos cristianos en manos de unos leones
En la actualidad la gente (una vez más) debe estar comida, pero en este caso el entretenimiento reside en ver como algunos famosos son despellejados por ciertos periodistas del corazón

(He de decir que la intención del ejemplo llega mas lejos, porque refleja que la diversión de una persona suele residir en el sufrimiento de otro, por tanto, este ejemplo sirve para explicar el éxito de los programas y revistas del corazón)

Al final cada uno terminará buscando lo que le divierte, para la mayoria es el deporte, concretamente el futbol.

Águila dijo...

Por si alguien esta interesado en conocer alguna prueba-curiosidad de la influencia del fútbol en la sociedad simplemente tiene que comprobar la programación televisiva el día que hay un partido de fútbol.

Ayer Antena 3 retransmitió la final de la liga de campeones de fútbol, y como suele ocurrir Telecinco ajusta su programación cuando hay un partido el Martes o el Miércoles en la otra cadena, para ello retrasa el comienzo del capitulo de la serie que ese día toque “echar por la tele”, dicho comienzo debería haber sido a las 22:15 (según el teletexto) pero realmente fue a las 23:30, hora y cuarto mas tarde.

El que no quiere ver fútbol se ve ninguneado por la guerra de cadenas, la lucha por audiencia, y por la vomitiva política televisiva de Telecinco que alarga su programa anterior aprovechando que es del tipo “conglomerado de sketchs”, meten unas cuantas “escenas de matrimonio” mas y así retrasan el inicio del capitulo de la serie, aunque mas flagrante es cuando termina a su hora pero lo que hacen es alargar hasta el infinito la pausa publicitaria que hay entre programa y programa, por lo que es otra forma de atrasar la programación para que no coincida con el partido de fútbol.

Tengo que aclarar que este comentario no lo hago desde el rencor hacia Telecinco por retrasar ayer su programación, puesto que yo vi el partido de fútbol y no me importa que el capitulo de la serie empiece antes o después debido a que no soy seguidor de ella, simplemente me parece una desfachatez el trato de Telecinco a la audiencia

PD: Eric, he visto que al final del comentario “Dios, Franco y don Santiago Bernabeu” manifestabas tu curiosidad antropológica sobre los dogmas y principios de la gente, pues esta claro que el fútbol es uno de ellos para la mayoría de los hombres y para las televisiones