1 jul. 2008

el artista y la calle

Perdonad que haga algo de publicidad sobre el próximo número de Entrelíneas que verá la luz.
No acostumbro, pero he podido conocer esta tarde a un artista cuyas obras han superado mis expectativas iniciales (he de ser sincero).
Su nombre es Ángel, aunque actualmente se hace llamar Core.
Hemos querido contactar con él, ya que, de cara al número veraniego de la revista habíamos proyectado un reportaje/entrevista sobre el mundo del graffiti.
Buscábamos a un graffitero y hemos encontrado a una especie de McGyver del dibujo, el diseño y el graffiti.
Nos habló del acoso y derribo que sufren muchos de los artistas de este gremio. Quienes, en ocasiones, son denunciados por las autoridades locales, pese a haber adquirido el consentimiento expreso de los propietarios de locales, comercios o edificios ornamentados con graffitis de la más alta calidad. Tal es la situación que estos graffiteros granadinos denuncian.
Volviendo a nuestro entrevistado: no sólo maneja con destreza todo lo concerniente al ámbito del graff, sino que vive profesionalmente de sus trabajos con el spray, el aerógrafo, el diseño gráfico...
Pronto podréis conocer sus trabajos a través de su web Malas Artes.

También podéis contactar con él, para algún proyecto o trabajo mediante su correo: malasartes@msn.com

De momento, y mientras no aparece el próximo Entrelíneas, os dejo con algunas muestras de talento:

Una "Marilyn" aerografiada.


Cada detalle queda al descubierto, como en esta pieza donde demuestra ser hábil al manejar el efecto óptico de la profundidad de campo de una imagen.



El del retrato es él, dibujado por un compañero (Peja). A Core le pertenece el graffiti del lateral que ostenta su alias.

Y por último, este graffiti que, casualmente, pude ver expuesto en un concurso antes de conocer siquiera al autor. Ayer me llevé una grata sorpresa al comprobar que pertenecía a Core. La primera vez que lo ví me resultó especialmente llamativo por lo directo que resulta el mensaje. Sincero y desgarrador.

2 opiniones:

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Con estas calores, más vale que el artista se ponga bajo sombra, que si no, se derrite no sólo él, sino también su obra.

Anónimo dijo...

En cuanto salga el nuevo número de Entrelíneas voy corriendo al quiosco a comprármela, este tío es un máquina y lo mejor es que haya decidido hacer del arte callejero una profesión, así se hace!
Fdo: ZZ