19 jul. 2008

Modelos televisivos

Hace no demasiado tiempo, una lectora de la revista Entrelíneas me preguntó a qué se debía tanta diatriba, por mi parte, hacia la televisión.

Sirva lo siguiente como ejemplo:
Este es el yerno que toda suegra querría tener...


Éste es un ejemplo de héroe nacional...

Éste es el perfecto hijo de p...



Ésta es la mayor amenaza que pueda atentar contra tu vida...


Lo siento, pero si aborrezco la televisión no es más que porque me venden un mundo que no es el mío. Todo se reduce a impresiones. NO hay libre interpretación de los hechos. La televisión te dice quién es quién y qué lugar ocupa en tu vida.

Me reafirmo: ¿quieren un consejo? Cuando el 80 % de lo que se emite es basura no merece la pena volver a encenderla... y menos hacernos con un TDT.

1 opiniones:

ZZ dijo...

ole, ole y ole...
bien dicho. Aunque seguro que hay mucha gente que te aplaudirá, muy poca será la que se atreva a ser consecuente con sus pensamientos. Eso de pensar por uno mismo, acojona y creo que es porque no hay límite, pero la tele te da un límite y no hay que darle más vueltas al coco