19 ago. 2008

Una de cal y una de arena espacial: La llegada del Hombre a la luna

Una de cal...

Hoy me ha sorprendido un titular en la prensa cuya temática siempre me ha resultado atrayente. Estoy hablando de las extrañas circunstancias que rodearon la llegada del Hombre a la luna en julio de 1969.
El titular al que me estoy refiriendo rezaba lo siguiente: ¿Ruinas extraterrestres en la luna?

Comienzo la lectura leyendo acerca de un presunto confidente que informó hará unos años al reconocido ufólogo y extrañólogo J. J. Benítez de unas supuestas ruinas en la luna que la tripulación del Apollo 11 halló y filmó y que según ese informador secreto (apodado por Benítez como Mirlo rojo) fueron ocultadas al gran público.

Esas imágenes podeis verlas a continuación en el siguiente vídeo (os recomiendo que veais el vídeo si disponeis de diez minutos):


Bien. Si habeis visto el vídeo habréis podido observar cómo la supuesta ruina lunar de miles de años de antigüedad posee la típica estructura de un hangar hecho en la Tierra, con sus puertas, sus ventanas... incluso se pueden diferenciar claramente marcos en puertas y ventanas... ¿demasiada casualidad? ¿fueron inspirados los carpinteros de la Tierra por antiguas mentes alienígenas?... nada más lejos de la realidad.

Según la información que he podido extraer del periódico todo está basado en la historia ficticia que un joven español de 21 años escribió en una novela bajo la falsa identidad de un antiguo miembro de la CIA arrepentido y dispuesto a decir la verdad al mundo.

Parece ser que en el momento en que este joven decidió publicar su novela bajo el falso nombre de Douglas O'Brien, también conocido como Mirlo rojo, muchos seguidores del fenómeno OVNI le creyeron a pies juntillas. Su reacción no fue otra que seguirles la corriente. De esta forma Mirlo rojo le hizo llegar al investigador J.J. Benítez unas supuestas imágenes falsas de ruinas en la luna, que según aclara el periódico fueron grabadas... en Irún.

Lo cierto es que observando con detenimiento las imágenes no me cabe la mayor duda de que sea obra de estudiantes de imagen y sonido vascos...

...Y una de arena.

Menudo misterio ¿eh?

En la otra parte del vídeo que os he mostrado antes, J. J. Benítez habla de la importancia que poseía la conquista espacial por parte de rusos y americanos durante la guerra fría.

Dominar el espacio parecía ser la prioridad en un mundo en el que las dos mayores superpotencias mantenían su pulso atómico y la luna era, sin duda, el más alto escalafón... quien más alto llegara alcanzaría la superioridad o, dicho de otro modo, acojonaría con más facilidad al adversario...

Hay quien desde hace cuarenta años ha sostenido que aquella llegada a la luna fue un farol por parte del gobierno de los EE. UU. que veía como una vez tras otra la Unión soviética se le adelantaba en la carrera espacial (el Sputnik, primer hombre puesto en órbita...).

Yo siempre he aceptado el hecho de que el Hombre había puesto el pie en la luna tanto como que existe la ley de la gravedad... ¿cómo dudar de unas imágenes que mis padres, hace casi cuarenta años, pudieron observar por la televisión con sus propios ojos, al compás de las palabras de Jesús Hermida? ¿Acaso tamaño evento no viene avalado por todas las enciclopedias del mundo?

...

Hace poco alguien me hizo la siguiente pregunta: ¿tu sabes de otra ocasión en la que el Hombre haya vuelto a la luna?

Pues... no.

Como este blog tiene algo de plantear el por qué de las cosas, he indagando un poquito más por Youtube (pero muy poquito) y he encontrado esto:



Bueno ya no importa tanto que la grabación de J. J. Benítez pueda ser falsa... muy posiblemente la de la NASA también lo es.

0 opiniones: