7 nov. 2008

El punto de no retorno


Hay un momento, en la vida de todo aquel que se dispone a dejar un trabajo, en el que se experimenta un combinado de sensaciones abrumadoras (miedo, incertidumbre, cierta melancolía...).
Por otro lado, uno suele recibir a cambio el influjo de una refrescante brisa de cambio y esperanza. Como el hecho de que Obama sea el hombre más poderoso del mundo.(Nota del autor)

El lunes por la mañana oficialmente colgaré el uniforme de hombre-carpeta para la revista Entrelíneas (además del resto de mis responsabilidades actuales) y me dedicaré plenamente a mi segundo oficio: Bibliotecario a sueldo. Un mercenario de la letra impresa. Uno de esta especie.

No quiero dejar de desearle a mi ya (casi) ex compañero Gerardo C. Saura toda la suerte del mundo con la revista en mi ausencia. Estoy seguro de que le irá bien. Mis escritos seguirán estando en su correo y mi disposición para tomar unas cañas estará ya en el bar, esperando.

Me espera una vida más relajada, con más tiempo para mí y un sueldo que sobra y que basta.

Ahora perdonad por daros la chapa
... pero tenía que soltarlo.

5 opiniones:

Proyecto de Escritora dijo...

Entiendo lo que dices, yo he cambiado de trabajo varias veces y tienes razón, siempre sintes melancolía por algo o por alguien que dejas (no deja de ser algo que haes a diario en X tiempo). Pero hay que pensar que es para mejor y que se conocerán nuevas personas y experiencias. Tampoco podemos quedarnos toda la vida en el mismo sitio.
Espero que te vaya todo bien y nos vayas contando tu esperiencia en la biblio, tiene que ser interesante. Y además lo que tu dices, tendrás mas tiempo libre y seguro que sabes valorarlo.

Un beso!

Javi Illán (R) dijo...

Bueno no se si alegrarme o apenarme por ti , porque lo dicen con el arrabal amargo en el paladar y no se que decirte... bueno si suerte!!

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Los cambios siempre se ven negros, y no me refiero a Obama

Eric F. Luna dijo...

P. de escritora:
Gracias por esos buenos deseos, ya os contaré por que tal por estas nuevas sendas.

Javi:
Mejor alégrate,¡hombre! estos cambios son para mejor (espero).

Paco:
Ya procuro yo verlos de otra forma, porque si no...

ZZ dijo...

Estoy segura de que te va a ir genial, eres un buen profesional y además un tío estupendo. Un beso