12 nov. 2008

¿Realismo sucio en literatura infantil?

Catalogando una obsoleta colección de cuentos, me he encontrado con esto:

Este cuento, leído desde una perspectiva perversa es como si Salinger, Fante o Bukowski se hubieran dedicado a escribir cuentos para niños...
Conclusión: Trabajar demasiado no es bueno.

4 opiniones:

ZZ dijo...

Sabía que no te resistirías mucho en escribir algo pese al cansancio. Aunque he de confesarte que una parte de mí estaba deseando leer otro post en tu blog.. jiji. Un beso.
Tu seguidora favorita.

Proyecto de Escritora dijo...

Supongo que tiene que ver con los ojos del que lo lea...
Me parece mal haber cogido nombres de animales para insultar a las personas que hacen mal las cosas, porque en muchas ocasiones queda patente que son mas inteligentes que nosotros.
Pobre zorra...no es que tenga un nombre feo, es que lo hemos cogido nosotros. Pero el zorro no tiene problemas.
No me acuerdo donde lei una lista de los nombres de animales que eran insultos si eran femeninos.

Es un buen ejemplo para meditar sobre el tema.

Un beso (y no trabajes tanto :)).

Javi Illán (R) dijo...

Claro, si es que nos educan desde niños a ser así y ahora quiere venir Bibiana Aído a cambiarnos. :-)

Por cierto muy bueno que encontraras ese book y sobre todo, lo que más me intriga: te pusiste a hojearlo/ojearlo?

jiji. Tu seguidor favorito.

Eric F. Luna dijo...

ZZ: Me has pillado, jaja. Gracias por tu apoyo, lo valoro no sabes cuánto.

Elena: El lenguaje es así... desde los tiempos del latín.
Aunque no sólo ocurre con los nombres de animales, hay otro ámbito en el que el género femenino contiene implicaciones claramente peyorativas.
Te haré caso e intentaré trabajar menos...

Javi: Cuando llevas un buen rato con libros en tus manos, al final te detienes para entretenerte... aunque sea con un libro infantil... ¿Qué pasa? jaja.