13 feb. 2009

Manifiesto bibliotecario


Os aviso, hoy (y sin que sirva de precedente) cambio de tercio para ponerme en plan protesta por algo que creo que lo merece.
Menos mal que existen los blogs, si no no sé de qué otra forma podría hacer lo que me dispongo a hacer a continuación:

Hola, mi nombre es Eric F. Luna y tengo 24 años. Trabajo de bibliotecario a sueldo desde que terminé mi Diplomatura en Biblioteconomía y Documentación hará tres años (a excepción de todo un año en el que estuve dedicándome a la redacción, el diseño y el sostenimiento económico de una revista cultural local).

Mi trabajo consiste en "solucionar entuertos", por decirlo de algún modo. Trabajo para más de una empresa dedicada a ofrecer servicios bibliotecarios a bibliotecas públicas y otras entidades afines.
Estos servicios van desde la catalogación íntegra de sus fondos, hasta a servicios de préstamo, consultas por parte de los usuarios, etc...

Si estos servicios gozan de tanta demanda por parte de instituciones tan estáticas como son las bibliotecas públicas es por una causa muy concreta que bajo mi punto de vista es clave.
Copando gran parte de las plazas de funcionario de bibliotecas (que quede claro que hablo de la zona que yo conozco o en la que yo trabajo) hay dos tipos de profesionales:

-El/la bibliotecari@ titulado que lleva más de diez años con el culo sentado en la misma silla.
-El bibliotecario no titulado, que ocupa un puesto de bibliotecario porque ha estudiado una de esas carreras con menor demanda (llámese Historia, llámese Filología...), porque le gusta leer o porque es hermano, primo o cuñado de un concejal.

Quiero insistir en que me estoy refiriendo a un área concreta, muy marcada por tener una tendencia al enchufismo y al "ponte tú que te conocen de toda la vida".

Las dos especies de bibliotecario descritas arriba suponen un verdadero peligro ya que tienden a desestabilizar el sistema clásico de catalogación/consultas/prestamos de cualquier biblioteca.
Suele ocurrir que mientras el primer tipo de profesional tiende al acomodo y a no actualizar sus conocimientos en torno a la catalogación con nuevos S.I.G.B. u otros softwares, el segundo puede llevar a una biblioteca a convertirse en un almacén inutil donde se almacenan libros. Más que nada por desconocimiento de las técnicas y por el poco interés que se muestra a la hora de adquirir alguna destreza.

La gente, por lo general, no puede llegar a imaginarse lo que puede ser la trastienda de una biblioteca mal gestionada y desorganizada.
Es evidente que no somos médicos, de nuestro trabajo no dependen vidas. Sin embargo, he sido testigo de auténticas incompetencias que prefiero callar por educación a sus responsables, pero que serían inadmisibles en las oficinas de cualquier empresa privada.

Otro asunto es el de ciertas empresas constituidas por oportunistas informáticos que, conocedores de la posibilidad de rescatar los registros de los libros (que pueden ser correctos y completos o no) mediante el uso de ciertos servicios y redes de catalogación en línea, han visto la oportunidad de obtener beneficios al ofertar dicho servicio a precios ridículos, que devalúan la labor del resto de profesionales y que nos dirige, irremediablemente, a un futuro en el que todos los bibliotecarios podrán ser sustituidos por simios con lectores de códigos de barras.

Algunos podréis pensar ¿por qué ocurre esto? ¿no teneis un colegio oficial como otros tantos profesionales a través del cual poder tratar estas cuestiones? Pues bien, en el área al que me remito no lo hay. Esto es territorio comanche y cada uno salva el culo como puede.

El otro dia una chica de unos catorce años que vino a preguntarme por un libro me preguntó sin rodeos: ¿Qué hay que hacer para trabajar en la biblioteca como tú?, a lo que yo respondí: Pues estudiar una carrera, claro. Después de pensárselo mucho y tras mostrar una mueca de algo cercano al asco, ella respondió:
Joer, hoy en día hay que estudiar para ser cualquier cosa.

Bien, pues ésta es la forma generalizada de pensar con respecto a este colectivo.
Yo tan sólo exijo respeto a los profesionales (que los dejen hacer en paz) y, por supuesto, un servicio de calidad por parte de éstos.

Si hay alguien ahí al que le preocupa obtener un correcto acceso a la información, bien por ser un investigador o un simple estudioso de de cualquier campo, un ávido lector de novelas de intriga o bien por tratarse de algún estudiante de biológicas, empresariales o mecánica con urgentes necesidades de información, esto va para tí, para que sepas porqué nadie es capaz de encontrar ese libro o ese artículo de revista que tanto te interesa.

Si algún día al gobierno le da por comprobar la eficiencia del funcionariado, le sugeriría que comenzara por este gremio... Mira que si Otlet levantara la cabeza...

5 opiniones:

Javier Illán dijo...

Yo en ocasiones me he implantado protesis documentales en mi faceta y el resultado ha sido que solo yo sabía de que iba mi rollo.


Un saludo broda. PAz men

bluesswing dijo...

Bueno, no sabes lo que te entiendo, el tema del "incursismo" y que todo el puto mundo crea que sabe hacer tu trabajo. Lo del colegio, mira nosotros lo tenemos y no sirve de mucho , ya que el marco legal tampoco ayuda . Sería una buena ocasión que lo iniciaras tú, si crees que aquí hay un "hueco", una necesidad, si tú opinas ésto con sólo tres años de profesión, imagínate el resto!!!! Está bien quejarse, pero lo mejor es buscar soluciones. Un abrazo (eres muy joven!!!!)

hm dijo...

Jajaja, que hay que estudiar para todo, no te jode... seguro que ella prefiere cepillarse a algún famosillo y salir en la tele para cobrar...

Eric F. Luna dijo...

Javi:
No sé, hablo de competencia desleal, creo que eso es algo que comprende demasiada gente...

Bluesswing:
Si me comentas que en tu gremio (que imagino cuál es) un colegio no sirve de nada, eso me hace perder un poco más la esperanza. Y lo de joven... bueno, a veces me siento demasiado viejo... jaja.

Hm:
No sé, los críos a veces lo ven todo tan fácil...

Un saludo a todos.

Anabel dijo...

Aghhhhhhhhh....soy diplomada y licenciada en ByD.
He trabajado como bibliotecaria y actualmente soy documentalista en una tele...la típica pregunta durante la carrera q estudias? y la mejor respuesta, sin duda, una q dijo: ah! la economia de las bibliotecas!!!!...y ahora en el mundo laboral miles de enchufismos del típico sin carrera o historia q no saben en q departamento colocar!!! (lo siento por los historiadores xo aquí cada uno a lo suyo!!!...). Lo peor, mi curro nunca será valorado como se merece pq a vista de los demás xa lo q hacemos no hace falta ni carrera!!! Ainsss...

Así q mejor q Paul no levante la cabeza...

;)